5 Razones por las que elegir juguetes de madera

Los niños juegan en todas partes y en cualquier situación, es algo alegre y divertido para ellos. Además de ser una distracción, aprenden, estimulan y desarrollan  muchas habilidades.

Jugar en la infancia es fundamental para que los niños fomenten la imaginación, adquieran competencias, amplíen su vocabulario, exterioricen sus emociones, desarrollen su psicomotricidad y dominio del cuerpo, fomenten su autonomía o estimulen su curiosidad.

 

Por eso hoy quería hablaros de la importancia o razones de que los niños jueguen con juguetes de madera. Y os voy a dar 5 razones para ello.

  1. El tacto estimula los sentidos, porque hay diferentes tipos: unos mas lijados, otros lacados, en otros se notan las irregularidades de la madera,… esto provoca diferentes sensaciones en el niño.
    También desarrolla y estimula la motricidad en las manos, porque pesan más que los juguetes de plástico, tienen más presencia y los peques tienen que cogerlos con firmeza.
    La madera es un elemento natural que posee vida.
  2. La imaginación la desarrollan al tener que inventar que quieren hacer con ese juguete. Los juguetes de madera no tienen luces ni sonidos, son juguetes con formas sencillas que animan a los niños a inventar historias en torno a ellos.
  3. La naturaleza. Los juguetes de madera son ecológicos, son naturales y responden a la expectativa del niño de estar en contacto con elementos naturales. Además se le puede explicar de donde salen esos juguetes, hablarle de la naturaleza, conectarles a ella y sobretodo enseñarles a respetarla.
  4. El paso del tiempo en los juguetes de madera es mucho mas largo. Me explico, un juguete sencillo al que tu le tienes que dar vida no tiene edad, puede utilizarlo un niño pequeño pero también uno mayor, puede ir creciendo con el porque es el propio niño quien le da el valor o el uso al juguete.
    También es verdad que un juguete de madera soporta mejor el paso del tiempo y puede llegar a durar varias generaciones, y cuando se rompen es mucho más fácil arreglarlos.
  5. EL ahorro, si, aunque no lo parezca se ahorra. ¿Cómo? pues muy fácil, puede que a la hora de comprarlos sean un poco más caros que los juguetes de plástico, pero a la larga son mas baratos, porque habrás comprado uno de madera y varios de plástico. Como dije antes, pueden llegar a durar generaciones.

 

Que los juguetes de madera sean estimulantes y desarrollen muchas habilidades en los niños no impide jugar también con los juguetes de plástico. Estos últimos son perfectos para jugar con el agua, ir a la piscina o la playa.

 

Y tu, ¿que piensas de los juguetes de madera? ¿Añadirías algún valor más por los que jugar con ellos? Te espero en comentarios para que me des tu opinión, cuenta que juguetes usas con los peques de la casa, ya seas la mamá, papá, tía, abuelo…